eus | cas
Árboles apadrinados: 309

Zer da oinez basoa?

Oinez Basoa es un proyecto local, que apoya a la ikastola que organiza el Nafarroa Oinez.

Pero también tiene una dimensión universal y participativa, en el que se pretende involucrar a miles de personas y entidades con el objetivo de contribuir a la recuperación medioambiental y a la recuperación de la lengua vasca.

Oinez Basoa es un proyecto impulsado desde la Federación de Ikastolas de Navarra (NIE).

El proyecto surgió en 2008, cuando se tomó conciencia de que la fiesta de las ikastolas, el Nafarroa Oinez, produce un impacto ecológico debido al consumo de recursos naturales, a la generación de residuos y a la emisión de gases de efecto invernadero.

Con la finalidad de minimizar en todo lo posible la huella ecológica del Nafarroa Oinez, se decidió la creación de Oinez Basoa para dejar en el lugar de celebración de cada fiesta un testigo permanente de calidad medioambiental: un espacio natural autóctono regenerado.

Hasta ahora, hemos creado siete bosques: un bosque occidental en Arbizu, un bosque representativo del mediterráneo en Tafalla, un bosque de ribera en Tudela y un bosque comestible, un bosque para aves, un bosque destinado a la recuperación del antiguo vertedero La Celada en Sangüesa, un bosque atlántico en Elizondo, con la intención de recuperar los bosques comunales (mindetza) que existen en la zona y dos plantaciones en Sartaguda y Andosilla con distintos árboles y arbustos llevadas a cabo por las ikastolas de Viana y Lodosa. El Lesaka se han reforestado 9 de las 190 hectáreas que resultaron calcinadas a causa de un incendio sucedido en 2015.

Desde que se iniciara el proyecto hemos logrado plantar más de 47.000 árboles en toda la geografía Navarra, creando una huella solidaria que va dejando a su paso la fiesta del Nafarroa Oinez. Cada año, los bosques creados continúan desarrollándose, enriqueciéndose y convirtiéndose en recursos pedagógicos para nuestra labor educativa. Un claro ejemplo de ello es la balsa creada en el bosque de Arbizu, la cual se ha convertido en hábitat tanto para las aves migratorias como para las ranas. En Tafalla, en colaboración la UPNA, se ha desarrollando un proyecto de investigación sobre la evaluación del secuestro de carbono atmosférico y los beneficios ambientales del Oinez Basoa.

En Iñigo Aritza Ikastola queremos dar continuidad a este proyecto y educar a nuestros hijos e hijas en la sensibilización hacia el cuidado del medio ambiente de una forma activa. Además, pretendemos llegar más allá, al conjunto de la sociedad. La exigencia de un compromiso por nuestra parte, por ser la primera generación que sufre los efectos del calentamiento global y el cambio climático, nos hace reflexionar sobre la importancia de transmitir el valor de la sostenibilidad a todas las personas.

En el curso 2017-2018 se ha firmado un acuerdo con la UPNA en torno al desarrollo pedagógico de la red de bosques Oinez. Dicho acuerdo recoge varias actuaciones. Por un lado, la monitorización de parámetros ambientales y propuestas participativas para la educación ambiental en el Oinez Basoa de Tafalla en la que participarán los profesores Iñigo Virto —doctor ingeniero agrónomo— y Bosco Imbert —doctor en biología—.

Por otro lado, el desarrollo de un proyecto científico de ciencia ciudadana que aprovechará la red de bosques Oinez. Dicha iniciativa permitirá la participación de escolares y familias en el desarrollo de esta herramienta que posibilitará la identificación y comparación de especies, la introducción de los nombres comunes en varias lenguas y la creación de una base de referencia para poder realizar comparaciones y seguimientos tanto entre la red como en otras iniciativas de la plataforma. Se contará con la asistencia del profesor Javier Peralta, doctor en biología.