eus | cas
Babestutako zuhaitzak: 340

Albisteak

2019 EKA 17

Educación ambiental a través de los Oinez Basoa

La Federación Navarra de Ikastolas y la Universidad Pública de Navarra unen sus esfuerzos en pro del medio ambiente desarrollando un proyecto de ciencia ciudadana que aprovecha la red de bosques Oinez Basoa creada en toda la geografía navarra. Esta experiencia, en la que tienen cabida el alumnado, el profesorado y las familias, permite la identificación de las distintas especies vegetales y la introducción de sus nombres comunes en diferentes lenguas;además, supone la creación de una base de referencia para efectuar comparaciones y seguimientos entre la propia red de los Oinez Basoa y otras iniciativas de la propia plataforma Natusfera. Esta iniciativa pretende la celebración de la Jornada de Medio Ambiente de modo permanente. Las ikastolas de Navarra, que pertenecen a la Red de Escuelas Sostenibles ESenRED, promovidas por iniciativa de administraciones públicas, apuestan de modo decidido por la conservación del medio ambiente.

Esta experiencia surge gracias a la participación activa de los miembros del Grupo Gestión y Manejo Sostenible de Suelos de la Universidad Pública de Navarra que comenzaron su actividad de investigación sobre el ciclo del C orgánico, y su relación con el secuestro de C atmosférico en los suelos cultivados en 1998.

Las ikastolas impulsan de modo decidido la educación para la sostenibilidad a través del aprendizaje y participación de toda la comunidad educativa promoviendo los valores de la sostenibilidad (ecológicos, económicos, sociales, culturales, de salud, de equidad, de justicia social...), desarrollando acciones en el centro y en su entorno cercano para lograr un futuro ecológico y social más sostenible.

Esta iniciativa es una buena alternativa para integrar esfuerzos, recursos y planes conjuntos, para consolidar proyectos, intercambiar experiencias, fomentar sinergias, realizar proyectos en común y mantener relaciones con otras redes nacionales e internacionales. Ha permitido la monitorización de parámetros ambientales (stock de C orgánico de indicadores de funcionamiento del suelo) y la materialización de propuestas participativas para la educación ambiental en alguno de estos Oinez Basoa. Entre otras se ha puesto en marcha la práctica de las bolsas de té;metodología sencilla, pero de desarrollo global, que permite, por un lado, obtener datos cuantitativos de la biodegradación y estabilización de materiales orgánicos en estos bosques en comparación con parcelas cultivadas y bosques adyacentes y, por otro lado, familiarizar a docentes y alumnado con la utilidad de esta técnica en Educación Primaria.

Oinez Basoa, la iniciativa de la Federación Navarra de Ikastolas, es un reto que camina por la senda del respeto y la protección del medio ambiente. Se enmarca dentro de las actividades programadas por el Nafarroa Oinez.

Hace más de tres décadas que se celebró la primera fiesta de las ikastolas en favor del euskera. Hace ya varios años, analizado el impacto medioambiental que producía su celebración, se consideró fundamental planificar la protección del territorio. Con el objetivo de minimizar la posible huella ecológica de la fiesta, en 2008 se puso en marcha el proyecto Oinez Basoa, que fomenta la recuperación de los bosques y la plantación de árboles en lugares señalados cada año.

Terrenos de Arbizu acogieron la primera plantación. Desde entonces, se han creado otros ocho bosques, integrados en las zonas que los albergan: un bosque occidental en la comarca de Sakana;un bosque mediterráneo en la comarca de Tafalla;un bosque de Ribera en Tudela;dos bosques en la comarca de Sangüesa: reforestación del antiguo vertedero y creación de un bosque comestible en el agroecosistema local;el creado en Baztan, que acoge dos especies arbóreas protegidas: Loro y Carpe. Se crearon los bosques en la ribera del Ega, en Andosilla y Sartaguda. Y los dos últimos en Lesaka y Altsasu.

Partiendo de la idea primigenia de la plantación de bosques, el proyecto se ha ido desarrollando en función de los recursos que ofrece el entorno próximo a cada uno de ellos. Diversas acciones paralelas incrementan el valor de la iniciativa.

Este año, pasada la celebración del Nafarroa Oinez de Tudela, se creará en la Ribera un segundo bosque que vendrá a completar la plantación de 3.000 plantas en el primero, ubicado en el Soto de los Tetones de Tudela, un espacio inscrito en la Red Natura 2000, declarado Lugar de Importancia Comunitaria, y que consiguió reforestar un espacio que durante 25 años estuvo destinado al cultivo intensivo de arroz. Este proyecto fue galardonado con una mención especial en el VIII Premio de Buenas Prácticas Medioambientales otorgado por el Gobierno de Navarra.

Los Oinez Basoa, los bosques pensados en la educación, han hecho posible la plantación de miles y miles de árboles en 10 bosques a lo largo y ancho de la Comunidad Foral.

La comunidad educativa de las ikastolas ha interiorizado la importancia del respeto al medio ambiente, asegurando la pervivencia y transmisión del patrimonio natural sin comprometer los recursos y posibilidades de las generaciones futuras.

El autor es director de la Federación Navarra de Ikastolas